viernes, 29 de noviembre de 2013

En Vía Pública (24 Horas) con Patricia Venegas sobre abuso sexual infantil. Invitados: Ana M. Arón, Francisco Estrada, Paula V. y M.Mejias

La noche del jueves fui invitado por TVN 24 Horas al programa Vía Pública, conducido por Patricia Venegas, a conversar con otros invitados sobre delitos sexuales contra niños. Dejo aquí los videos de ese programa.

lunes, 4 de noviembre de 2013

Premio Estocolmo de Criminología 2013 a Daniel S. Nagin y a Joan Petersilia

El miércoles pasado fue entregado el Premio Estocolmo deCriminología 2013Daniel S. Nagin y a Joan Petersilia. El jurado fue presidido por Lawrence Sherman.

Daniel S. Nagin es Profesor de la Universidad dePolítica Pública y Estadística de la Universidad de Carnegie Mellon, cátedra Teresa y H. John Heinz III. Es un teórico líder de los efectos disuasivos de las sanciones penales, dirigió el desarrollo de estudios que demuestran que el encarcelamiento de los delincuentes por lo general no reduce la reincidencia, y más a menudo puede aumentar las tasas de delincuencia, en relación a las opciones de sanciones en la comunidad.
Un ejemplo de su brillante trabajo puede ser revisado en este estudio del 2012 
- TheEffect of Incarceration on Re-Offending: Evidence from a Natural Experiment inPennsylvania.


Joan Petersilia es Profesora de la cátedra AdelbertH. Dulce, en Derecho en la Universidad de Stanford. Ella ha pasado 30 años estudiando el comportamiento de las agencias de la justicia penal, y ha jugado un papel clave en sanciones y reformas penales en California. Como "criminólogo inserta" en la oficina del Gobernador de California, ayudó a elaborar las políticas del Estado en respuesta al caso en que la Corte Suprema de EE.UU. ordenó la liberación de más de 40.000 prisioneros. Fue presidenta de la Asociación Americana de Criminología.

He posteado acerca de la prof. Petersilia en varias oportunidades y dejo aquí una traducción de una entrevista a ella, parte del estupendo libro Atreverse a fracasar (Daring to fail), del Center for Court Innovation. La traducción es de mi responsabilidad y los derechos le pertenecen al CCI.

Ud. ha estado involucrada en esfuerzos de reforma de la justicia criminal en los últimos treinta años, ¿Estos esfuerzos han sido un éxito o un fracaso?
He visto de ambos en distintos momentos. Creo que la pregunta que nos hemos estado haciendo en los últimos treinta años permanece siendo la misma: ¿es posible crear sanciones y programas en medio libre (“community-based sanctions”) que compitan filosófica y operativamente con las instituciones carcelarias.
Estuve involucrada con el movimiento de sanciones alternativas, en medio libre de los años 70’s y 80’s, donde estábamos muy entusiasmados con el potencial de las sanciones en medio libre como alternativas a la prisión. Pero en cierto modo, hemos perdido ese argumento en la medida que la población carcelaria se ha disparado. Ahora, como nación, nos hemos movido a mirar lo que pasa cuando alguien sale de la cárcel, el movimiento de reingreso, de reinserción de presos. Para mí, siguen siendo básicamente los mismos problemas prácticos y filosóficos, involucrando los mismos argumentos y casi exactamente las mismas personas. Vistos estos 30 años a la distancia, no creo que hayamos fallado, porque la energía y el impulso de todo el movimiento de reinserción de presos, procede en parte de nuestro moderado éxito en cambiar la conversación acerca de las cárceles en la década de 1980. Por otro lado, creo que es razonable preguntarse qué tanto hemos tenido éxito en reducir la dependencia de Estados Unidos del encarcelamiento, a pesar de nuestras buenas intenciones.
¿Por qué los esfuerzos de reforma de la justicia penal tienden a seguir un círculo donde el optimismo inicial es seguido por la desilusión y, luego, el abandono de los esfuerzos de cambio?
Hay una larga historia de promesas de más y de entregar menos de lo esperado que ha contribuido a que el péndulo oscile constantemente en las prácticas de castigo. 
No hay nada en nuestra historia de más de 100 años de la reforma que diga que sabemos cómo reducir la reincidencia en más de un 15 o un 20 por ciento. Y para lograr esos resultados más bien modestos, usted tiene que hacer todo bien: tener el personal idóneo,  cumplir con el programa diseñado, en el momento adecuado en la vida del infractor, y en un ambiente comunitario de apoyo. Debemos ser más honestos acerca de eso, y mi sensación es que no se ha sido más abierto acerca de eso, porque hemos asumido que no podríamos ganar el apoyo del público con resultados más bien modestos. 
Yo fui algo ingenua acerca del impacto que las sanciones intermedias podrían tener sobre la confianza en la cárcel, y he llegado a ser mucho más realista acerca del éxito que podemos tener, y de cuál será el costo financiero. No es que no podamos ofrecer programas efectivos, sino que, por lo general, no hacen las bases de ejecución ni de fondos suficientemente. El campo está ensuciado de promesas incumplidas en este sentido, y estoy tratando de no cometer el mismo error en torno a programas de reinserción. En California, me he hecho el hábito de decirles a los funcionarios electos y los equipos profesionales de las cárceles que, en el corto plazo, no es posible ofrecer buenos programas y ahorrar dinero al mismo tiempo. Siento que he sido capaz de vender expectativas más modestas en California, pero no estoy seguro si funciona en otros estados. Se necesita mucha  educación y de un trabajo en estrecha colaboración con los tomadores de decisiones, pero vale la pena.
¿Cuál estima Ud. el legado de la famosa declaración de Martinson del ’74 de que “nada funciona” para rehabilitar delincuentes?
Desde una perspectiva política, fue negativa, porque le quitó piso a todos los que querían ofrecer programas de rehabilitación a infractores. Pero desde una perspectiva científica, fue increíblemente positiva, porque hizo que la gente se enfocará en la evaluación y la medida del desempeño, en recopilar y analizar más rigurosamente información y en implementar experimentos aleatorios.
No creo que la ciencia de la criminología y la evaluación de la justicia criminal estarían dónde hoy están sin la negativa evaluación de Martinson sobre los programas de rehabilitación. La información ahora apoya el mantra de que “algunas cosas funcionan, para algunas personas, durante un tiempo y en algunos lugares”. No es tan pegajoso como el “nada funciona” o  “todo funciona” pero es un entendimiento más cierto y más matizado de la rehabilitación y quizá se lo debemos a Martinson.
Martinson también era muy bueno en promover su trabajo. ¿Hay también allí una lección para los investigadores?
Si. Martinson era un tipo interesante. Era sólo un asistente de investigación en el proyecto original de Nueva York, pero él era un actor frustrado, tenía una personalidad muy atractiva, y eventualmente se convirtió en el rostro público del estudio,  apareció en el programa “60 minutos” y realizó presentaciones en todo el país. Creo que él es la razón de que la "historia tuviera piernas" (se difundiera).  Soy una firme creyente de que ninguna buena investigación puede quedarse pegada en los estantes, y que tenemos que pasar mucho tiempo traduciendo los resultados de la investigación y presentando sus implicaciones políticas ante los tomadores de decisiones. Paso mucho de mi tiempo haciendo eso y es probablemente la parte más gratificante de mi carrera.
Hablando de Martinson, ¿cual fue su reacción al estudio del 2005 del Urban Institute titulado “¿Funciona la libertad condicional?” que se respondía la pregunta de modo general negativamente?
La reacción en el terreno al estudio fue defensiva, pero comprensiblemente ya que para todos los operadores que, estado tras estado, hacen un buen trabajo, tuvieron que parar para defender los que estaba haciendo después que el estudio saliera. Sin embargo, creo que los investigadores del Urban Institute hicieron lo mejor que pudieron con la información que tuvieron para trabajar. Ellos utilizaron información nacional de la Oficina de Estadísticas de Justicia, lo que hacía realmente difícil de contestar la pregunta de si la libertad condicional funciona en un estado, en particular. Pero es la información que existe actualmente y  es absolutamente la pregunta correcta a hacerse. Al igual que con Martinson, el estudio del Urban Institute y la publicidad que lo ha rodeado, ha obligado al campo a producir  mejor información para contrarrestar los resultados negativos. Por ejemplo, acabo de recibir un artículo que revisa más específicamente los resultados de la libertad condicional en Nueva Jersey. Yo apoyé el estudio del Urban Institute, ya que hizo lo mejor con los datos que estaban ahí y terminó llevando la conversación en una dirección positiva.

¿Cómo ve el movimiento por la reinserción en la siguiente década más o menos?
Las condiciones sobre el terreno están cambiando. El movimiento por la reinserción se afianzó en un período con tasas de criminalidad declinando y una economía en alza. Ahora encaramos una situación distinta.  Puedo imaginar que el público será menos generoso con el financiamiento, lo que trae malos presagios para la expansión de servicios de reinserción. 
Por otro lado, los problemas presupuestarios que los estados están pasando pueden proporcionar un importante impulso para el cambio. Si California no  hubiera enfrentado un déficit presupuestario de $ 15 mil millones, no habría modo de que hubiera sido capaz de introducir algunas de las reformas recientemente hemos considerado. Por último, me siento optimista sobre cómo el movimiento de reinserción se ha enmarcado. La atención se centra no sólo en la rehabilitación, lo cual es importante. Sino que el movimiento por la reinserción no sólo prioriza las necesidades del infractor por los servicios, sino que también da prioridad a la seguridad pública. Como tal, tiene un componente mucho más amplio política y comunitariamente. En última instancia, sin embargo, no tengo una bola de cristal. Podríamos tener otra década de mejora de los programas y políticas carcelarias, o  podríamos ver el movimiento pendular de regreso a políticas más restrictivas de prisión y de libertad condicional.


Un temor común entre los reformadores es que un solo caso de alto perfil podría detener los esfuerzos de reforma. ¿Cómo manejar eso?
Es un tema muy importante. En California, estamos pensando en implementar una nueva matriz técnica de infracción de condiciones de libertad condicional. Sabemos que en algún momento, va a haber alguien que cometa un nuevo delito que se había decidido al principio no volver a poner en la cárcel. Tú no puedes ser capturado como un ciervo ante los faros cuando eso sucede. Tuve una conversación sobre este tema con el gobernador Schwarzenegger. Él tiene la presencia política requerida para entregar el mensaje en una situación difícil que, en conjunto, se trata de un sistema mejor. En el caso de que algo terrible suceda, el mensaje que tiene que venir de él es si queremos mantener el rumbo.

martes, 22 de octubre de 2013

Hoy mi carta en El Mercurio: Proyecto de ley de adopción está desfasado con realidad de hogares de Sename y su trabajo con familias

Señor Director:

Es digno de celebrar que el Ejecutivo haya presentado días atrás un proyecto de ley que reforma integralmente el sistema de adopción en Chile. Relevar el derecho de los niños a crecer en un entorno familiar es meritorio. Igualmente encomiable son los aspectos de procedimiento del proyecto, en que se observa el aprendizaje de estos años.

Pero, por otro lado, resulta muy preocupante la forma en que se regula en el proyecto la adoptabilidad de niños con derechos vulnerados. Parece que estuviéramos en otro país, no en uno donde la subvención estatal a los hogares es escuálida y ha obligado al cierre de varios, como el 
padre Francisco Pereira ha denunciado en estas páginas. 

La adopción desempeña un rol subsidiario. Recurrimos a ella cuando hemos hecho todo lo posible en el trabajo con la familia de origen. Eso, en la realidad actual, es una quimera, que exigiría triplicar el monto actual de subvención en los hogares de protección simple y entendemos que nada de eso va a ocurrir en el Presupuesto 2014. Las numerosas causales que el proyecto establece arriesgan aumentar las adopciones sin ninguna garantía de que haya aumentado el trabajo con las familias. 

Se precisa, por cierto, una nueva ley que atienda a la realidad de las familias multiproblemáticas de nuestro país y al deficiente trabajo en hogares y residencias dada la baja subvención y los problemas institucionales de Sename. El proyecto actual parece desfasado con esa realidad.


Francisco Estrada
Director Carrera de Derecho 
Universidad Autónoma de Chile 
Ex director del Sename

domingo, 20 de octubre de 2013

6 años desde incendio de Puerto Montt

A seis años de la tragedia de Puerto Montt.

Alrededor de las 22 horas del 20 de octubre del 2007  se declaró un incendio en el centro de rehabilitación conductual (Cereco) “Tiempo de Crecer”, del Servicio Nacional de Menores (Sename) de Puerto Montt, que dejó el fatal saldo de diez adolescentes muertos. 
Según informó en su momento la fiscal a cargo de la investigación, Claudia Pino, el siniestro habría comenzado por un intento de motín, en el que un grupo de menores encendió colchonetas y cojines, en un de los accesos del recinto. Versiones de un defensor apuntaban al descontrol generado luego que los jóvenes quisieran ver los goles del clásico Colo-Colo versus U. de Chile (ese año sólo se podían ver después de las 22:00 hrs.) lo que chocaba con la normativa que indicaba que a las 22:00 se apagaba la tele. 
Preliminarmente se detalló que los cuerpos de los fallecidos no presentaban lesiones, lo que hace presumir la asfixia como causa de muerte, lo que debe ser ratificado con las pericias tanatológicas correspondientes.

Los nombres de los fallecidos son: los hermanos Angel y Francisco Ríos Argel (17 y 14 años); Angel Carrasco Veroiza (17); Pablo Carrillo Nahuelpan (17); Jorge Mansilla Reyes (16); Jorge López Toledo (17); Jaime Vivanco Ramírez (17); y Angelo Mansilla Almonacid (17), Rodrigo Meza Veloso y Bryan Márquez Olavaria, ambos de 14 años.

La investigación penal terminó sin responsables al aprobar el tribunal la suspensión condicional del procedimiento.

El sumario administrativo -cuya primera fiscal a carhg no encontró responsables- donde el segundo fiscal recomendaba expulsión, fue en definitiva resuelto por el director de la época con sanciones rebajadas.