viernes, 26 de septiembre de 2008

Seminario sobre Servicios en Beneficio de la Comunidad en Valparaíso, Fundación Paréntesis y Asociación de Magistrados de la V Región


Ibán de Rementería, de Fundación Paréntesis (Proyecto Construyendo Ciudadanía desde la Infancia y la Adolescencia), organizó un Seminario-Taller sobre Aplicación de la sanción de prestación de servicios en beneficio de la comunidad a adolescentes infractores de la ley: situación actual y recomendaciones.
La actividad contó con el patrocinio y coorganización de la Escuela de Derecho de la Universidad de Valparaíso y la Asociación de Magistrados de Valparaíso.

El otro expositor fue el destacado y muy ameno Prof. Dr. José Luis Guzmán Dálbora quien ofeció una mirada desde la dogmática penal de esta sanción, con las valoraciones, críticas y consideraciones del caso.

El Proyecto Construyendo Ciudadanía desde la Infancia y la Adolescencia, de Fundación (Paréntesis), se propone - con el financiamiento de la CEE- contribuir al desarrollo de sistemas locales articulados y eficientes que promuevan la integración de adolescentes infractores de ley en las regiones V, VIII y Metropolitana, potenciando el trabajo que realizan los proyectos de Servicios en Beneficio de la Comunidad y Reparación del Daño causado en dichas regiones.

El propósito de este Seminario Taller es intercambiar experiencias y opiniones, debatir alternativas, así como proponer recomendaciones administrativas y técnicas para mejorar la ejecución de esta sanción en procura de su finalidad de autoresponsabilización del adolescente por el daño y de asunción comunitaria de la reparación.

Posterior a las exposiciones se produjo un muy interesante debate con los asistentes. Dignas de destacar fueron dos intervenciones. Una, de la fiscal de Quilpúe con una critica mirada acerca del funcionamiento práctico de esta sanción en lo que ella ha conocido, donde la pura actividad material (pintar o clavar, et.c) agotaría toda la sanción y el componente socioeducativo -lo digo en mis palabras- sería nulo. Ejemplifico esta despreocupada actitud con un caso donde ella propuso una intervención entre unos okupas y unos neonazis y el programa se negó.
Ejemplifico también con un proyecto desarrollado por la Oficina de Juventud de Quilpúe, que no ha contado con el apoyo del circuito Sename.

La otra intervención que me pareció notable fue la de una defensora. Ante el problema que representa un uso irreflexivo y apresurado de la sanción en medio de procedimientos simplificados, ella derechamente propuso tomarse máa tiempo.
Comparto plenamente esta postura. Que la rapidez del proceso sea un valor en el nuevo sistema de enjuiciamiento y que todos estemos orgullosos de estos prontos resultados, no significa que haya que aplicar el mismo parámetro al mundo adolescente.
tomarse más tiempo es decisión absoluta del circuito.

Mi exposición fue sobre Juventud y la dejo aquí a su disposición. Agradezco la invitación y la fraterna camaraderia de la posterior cena.


1 comentario:

Isabel dijo...

Estimado Francisco Estrada, en relación a su análisis en el seminario sobre SBC. Me veo en la obligación de señalar lo siguiente, en relación a algunos puntos relevantes que al parecer no son de vuestro conocimiento y contribuyen a un análisis más profundo y claro de la sanción SBC V Región.
1.- Dicho seminario convocado por Fundación Paréntesis, como Ud. bien señala, tiene como objetivo contribuir al desarrollo de sistemas locales articulados y eficientes, potenciando el trabajo de los programas SBC. Tras un sin número de reuniones durante más de trece meses fue imposible unificar criterios de trabajo en conjunto, dado que Paréntesis, insistió en el solo cumplimiento del objetivo de seguimiento, objetivo que a nuestro parecer deja de lado la mayor necesidad que enfrentamos en lo cotidiano, la articulación de sistemas locales con el objetivo de contar con una mayor oferta de lugares de servicio. Dicha Institución durante el período señalado, contó sistemáticamente con nuestra colaboración, dado el reconocimiento, expectativa y necesidad de recibir apoyo en la articulación de redes, en especial a la consideración de la cobertura territorial con la cual contamos. La presente sanción como Ud. Debe conocer contiene un eje de intervención comunitario no relevado, él cual exige metodologías de trabajo comunitario, es decir, la creación de vínculos sucesivos y sistemáticos, orientados a la inclusión de la comunidad en la resolución de conflictos penales, dónde la apuesta además, va orientada a fortalecer procesos y relaciones democráticas, en la cual nos hacemos parte de las problemáticas abordadas. El Lunes 22 de Septiembre recepcione la invitación para el seminario al cual Ud asistió, el cual, no contaba con los insumos necesarios aportados por el programa, es decir, no se nos consulto sobre las fortalezas, debilidades, amenazas y oportunidades a las cuales día a día, desde hace más de año nos vemos enfrentados. Ese mismo día, manifesté mis aprensiones a los diferentes actores involucrados, exponiendo mis razones por la no participación del programa en dicho evento. Además, de contar con actividades previamente planificadas para dicha fecha.
2.- Ud destaca la participación de una fiscal de Quilpue, señalando el funcionamiento práctico de la sanción. Si bien, es cierto que existe un alto porcentaje de SBC asociados a la manutención de las instituciones y organizaciones participantes, también se hace necesario entregar más elementos a la reflexión. Por un lado, contamos con una oferta débil de servicios, y son los mismos lugares de servicios quienes han abierto las posibilidades de dichas funciones, debo confesarle, que no me causa extrañeza, esta es una sanción nueva para nuestra construcción cultural, avanzar en su lógica más profunda de implementación conlleva avanzar en distintos momentos de participación de la comunidad. Y por lo tanto, también en acercamientos sucesivos en la comprensión del significado de un SBC, con el objetivo que la misma comunidad abra la posibilidad de distintos servicios. Nuestra mirada y nuestra intencionalidad, sin lugar a duda, es alcanzar una gran oferta de servicios y funciones, que tengan no solo relación directa con los intereses y habilidades de los y las jóvenes sancionados. Si no también, que la comunidad reconozca y valore la ejecución del servicio, abriendo más espacios con mejores oportunidades. Como Ud puede apreciar, nos enfrentamos día a día a un estrecha e interdependiente relación entre los programas SBC y la comunidad. Un solo servicio, conlleva un sin numero de acciones, desde la sensibilización constante a todas las gestiones requeridas para un trabajo adecuado. Si bien, la primera puerta de entrada fueron servicio que acomodaban a los mismos espacios, hemos ido avanzando en este proceso.... también contamos con actividades de jóvenes que apoyan talleres de lectura para adultos mayores, que participan en funciones de cocina, que apoyan en trabajos grupales y cumplimiento de tareas ( como acompañar a profesionales de residencias a los niños y niñas al médico)..si, debo decirlo, en menor porcentaje, pero estamos avanzando. Nuestra lógica es de proceso, en especial se queremos contribuir a una mirada distinta de Justicia.
Por otra parte, no nos podemos olvidar con quienes directamente trabajamos y de allí nace, una judicatura especializada. Son adolescentes, personas en desarrollo, con sus propios intereses y tareas vitales, sumándole la presencia de factores de riesgo y protectores importantísimos de considerar en las planificaciones de las intervenciones. En relación a ello, tendría una larga lista de puntos de reflexión, que creo escapan a lo central de este comentario ( aunque se encuentran relacionados).
3.- La misma Fiscal, señala sobre el componente socioeducativo, a lo cual Ud señala con sus palabras que sería nulo. Sr Francisco, pensando en todo lo que ha significado para todos los participantes la implementación de la ley 20.084 ( considerando red judicial, colaboradores, SENAME, comunitario etc), solo me cabe pensar sobre el desconocimiento de las variables que han afectado dicho proceso. Los programas en su intervención contemplan cuatro ejes; responsabilización, habilitación, reparación e integración social. Sin lugar a duda podríamos discutir en que medida o como se han estado aplicando, con que perfiles de jóvenes hemos tenido más éxito, considerando que existe la tendencia que una vez derivado el o la joven asistan inmediatamente a ejecutar el servicio, sin previa preparación, olvidándonos que son adolescentes y necesitan un mayor acompañamiento y preparación para cumplir en especial con esta sanción. Sin embargo, nulo, me parece discutible.
4.- En relación al ejemplo entregado, debo señalar que en contexto de sanción, como buen abogado, Ud debe estar en conocimiento que nos vemos en la imposibilidad de negarnos a atender alguna derivación. En relación a la casuística, uno de los jóvenes mencionados fue derivado a SBC a través del Tribunal Oral Penal de Viña de Mar, iniciando y ejecutando su sanción en el Establecimiento educacional de Puente Colmo, de Con-cón, dado que joven presentaba domicilio en dicha Comuna, y como Ud sabe, el joven de preferencia debe cumplir en su Comuna. Dicho joven presentaba consumo problemático de alcohol, iniciando la intervención en dicha problemática y manejo de violencia específicamente, aparte del cumplimiento de la sanción. Por otra causa, se revoco una sanción de semi cerrado a cerrado, abortando un interesante proceso, por incompatibilidad de sanciones.
5.- Al señalar un Proyecto desarrollado por la oficina de Quilpue, que no ha contado con el apoyo del circuito SENAME. Debo señalar, lo siguiente; La Asociación Cristiana de Jóvenes de Valparaíso , institución que ejecuta actualmente SBC, inicio el año 2004 la ejecución de las medidas reparatorias, realizando convenio con la Alcaldía de ese entonces de Quilpue, realizando un cooperativo trabajo en relación a servicios en beneficio de la comunidad. Posteriormente, durante el cambio de Alcaldía, surge un Programa para jóvenes infractores con el objetivo de realizar servicios en beneficio de la comunidad. Entrando a compartir espacios en la ejecución de la misma línea. Como Ud debe saber, las licitaciones para sanciones en contexto de LRPA, a través de SENAME fueron públicas. Adjudicada esta sanción en particular por nuestra Institución. A su vez, las salidas alternativas, también fueron licitadas por concurso público.

Sin lugar a duda, podría continuar contribuyendo con diversos antecedentes que clarifican diversas reflexiones y situaciones. Sin embargo, solo me refiero a aquellos puntos, señalados y difundidos en vuestro Blogs. Para finalizar, relevaría lo que ud plantea de este espacio, el cual busca contribuir al proceso de construcción de un nuevo sistema de justicia penal adolescente. Subrayaría contribuir y construcción, dado que si como operadores no comprendemos la importancia de trabajar en red con respeto y reconocimiento, en este gran desafío en el cual estamos inmersos, se nos hace más difícil a los que trabajamos directamente con los y las jóvenes, sus familias y la comunidad, contribuir en los procesos de responsabilización, que conllevan hacerse cargo de los actos y sus consecuencias y el daño a terceros que ello comprende, avanzando a una justicia más humana.