viernes, 4 de abril de 2014

Zaffaroni y los adolescentes: hay peces que ni por la boca mueren. Por Emilio García Méndez

He seguido con atención el debate generalizado en torno a los recientes episodios de violencia en los que una ciudadanía impotente y desprotegida frente a la creciente ola de criminalidad ha optado por el peor de los caminos posibles: las diversas formas de linchamiento; que solo una perspectiva inadvertida o mal intencionada se anima a denominar “justicia por mano propia”.
El nudo gordiano en que se ha convertido la cuestión del control democrático del delito en nuestro país, remite en lo inmediato a dos variables de naturaleza totalmente diversa pero absolutamente complementarias. La abismal desigualdad social y los altos niveles de corrupción e ineficiencia que caracterizan a las fuerzas de seguridad en términos generales. Sin embargo, lo que convierte en realmente crucial este debate para nuestro futuro como sociedad, es el hecho que ambas variables remiten a un problema mayor vinculado con la legitimidad del ejercicio del poder político. Dicho de otra forma, la falta de legitimidad del Estado. Un problema que, a mi juicio, nadie ha sintetizado mejor que el gran historiador argentino Tulio Halperin Donghi, cuando en una excelente entrevista de hace algunos años afirmo que “en la Argentina el estado tiene el monopolio del uso legitimo de la violencia a condición de que no la use”.
Es partir de esta incapacidad primaria que pueden entenderse, más que el movimiento pendular, los bandazos que ha caracterizado a una explícita o implícita “política criminal” en estos últimos años. Nadie me parece encarna mejor y en primera persona estos zigzags que una figura que comenzó siendo un personaje jurídico para terminar transformado en un personaje político, adicto a la lucha en el barro en sus peores versiones. De redactor de un código penal militar a padre difuso de un vago y oscilante abolicionismo. Raúl Zaffaroni es un personaje que disfruta desempeñando el papel de provocador verbal para mostrar con sus palabras que la impunidad intelectual en las actuales condiciones carece de límites. Su última osadía consistió en afirmar, terciando en el debate actual sobre la inseguridad, “que los adolescentes están siendo estigmatizados”. Una afirmación como esta en boca de Zaffaroni es realmente grave. Una de dos, o se trata de un gravísimo caso de amnesia o peor aún de un cinismo que no reconoce ningún límite.
El día 2 de diciembre de 2008 Zaffaroni redacto, impulso y consiguió imponer un fallo de la CSJN (331:2691, “García Méndez Emilio y Musa Laura sobre habeas corpus colectivo a favor de menores de 16 años privados de libertad en el Instituto General San Martin de la ciudad de Buenos Aires). En dicho fallo se declaró constitucional el decreto de la dictadura militar 22.278 de 1980 –Régimen Penal de la Minoridad- y se legitimó el uso de la privación de libertad en cárceles de menores como mecanismo legitimo de protección de dichos menores. Todo ello en abierta y flagrante contradicción con la Constitución Nacional, la Convención de los Derechos del Niño y la ley de Protección de Infancia 26.061.
A pesar de todo ahí esta nuestro personaje, todavía dictando cátedra y “ordenando” el debate.
Hay peces que ni por la boca mueren.


Fuente: http://www.gacetamercantil.com/notas/51254/zaffaroni-adolescentes-hay-peces-que-ni-boca-mueren.html#comments_goto

miércoles, 2 de abril de 2014

Documento de Estudio Nº 1/2014. Informe sobre Proyectos de ley sobre infancia en tramitación a marzo de 2014. Francisco Estrada

El presente informe lista los proyectos de ley sobre Infancia en tramitación al 14 de marzo de 2014, para, luego, realizar algunos comentarios de carácter general con vista a las decisiones político-legislativas que el nuevo gobierno debe tomar.
Se ha revisado para estos efectos el Sistema de Tramitación de Proyectos del Congreso Nacional (SIL). No se han incluido los proyectos relativos a educación, que si bien tocan, evidentemente, derechos del niño, poseen una especificidad en el debate público y en la agenda de gobierno. No se contabilizaron tampoco los proyectos que habían sido refundidos con otros.
En cada caso se indica el nombre del proyecto, el número de boletín, la fecha de ingreso a trámite parlamentario, la calidad de moción o mensaje, el señalamiento de el o los autores, y, finalmente, el estado de tramitación parlamentaria.

Comentarios generales (fragmento):

1. Necesidad de concordar definiciones y prioridades.
Pese a lo dispuesto en el artículo 17 inciso 2º y ss. del Reglamento de la Cámara de Diputados, son numerosos los proyectos que exceden los dos años sin movimiento en su tramitación y sin que, en consecuencia, sean archivados. Incluso un proyecto archivado fue desarchivado para, enseguida, retomar su persistente inactividad en tramitación. De ahí la necesidad de un esfuerzo de coordinación entre ejecutivo y parlamento en orden a establecer definiciones y prioridades que permitan reducir este inmenso listado de 82 proyectos en tramitación.
2. Algunas desagradables sorpresas.
Llama desagradablemente la atención que sólo 1 de los 82 proyectos se encuentre en una fase avanzada de tramitación. El resto, es decir, el 98 %, se encuentra en apenas primer trámite constitucional, y la gran mayoría sólo fueron presentados y nunca fueron ni siquiera discutidos.
3. Estrategia legislativa del ejecutivo
Es necesario, entonces, una afinada estrategia legislativa al respecto, y no incurrir en la simple presentación de sucesivos proyectos sin conexión uno con otro. Considero que el texto ancla del nuevo sistema debe ser el proyecto de protección de derechos, que regule nuevas formas para la relación estado-infancia-sociedad civil. Luego del proyecto sustantivo, viene la cuestión orgánica, es decir, la institucionalidad.
4. Recursos adicionales
Ninguna ley puede por sí sola cambiar la realidad de los derechos del niño si no se proporcionan, al mismo tiempo, los recursos necesarios para esa protección. Es un ineludible desafío para los legisladores superar una cierta “retórica de los derechos” para pasar a lo que denomino una “lógica presupuestaria de derechos”.
5. Reforma constitucional
Considerando que en el programa presidencial se encuentra el compromiso de una nueva constitución es interesante destacar que hay ocho proyectos en trámite que se refieren a reformas constitucionales relacionadas con infancia.
6. Proyectos importantes pero sin prioridad
Existen una serie de proyectos que, al margen de la nueva arquitectura institucional, resultan relevantes pero, superada la contingencia que los trajo a la vida, carecen del suficiente impacto para que lleguen a puerto. Su revisión y perfeccionamiento requiere del respaldo del ejecutivo y de los presidentes de comisión.




lunes, 17 de marzo de 2014

Suprema ratifica amparo por malos tratos de gendarme contra joven en centro privativo de libertad de San Bernardo

La Corte Suprema ratificó fallo de la Corte de Apelaciones de San Miguel que acogió el recurso de amparo presentado por el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), por malos tratos aplicados a un menor infractor de ley, internado provisoriamente en un centro del Sename de San Bernardo.
En fallo dividido (causa rol 5429-2014), la Segunda Sala del máximo tribunal -integrada por los ministros Milton Juica, Hugo Dolmestch, Carlos Kunsemuller, Haroldo Brito y Lamberto Cisternas- confirmó la resolución de la Corte de Apelaciones de San Miguel que acogió la acción cautelar presentada por el INDH.
La sentencia determina que personal de Gendarmería y del Servicio Nacional de Menores vulneraron la integridad del menor, al reducirlo y golpearlo durante un traslado de módulo al interior del Centro de Reclusión y Cumplimiento (CRC) de San Bernardo.
 “Que en los informes evacuados por los recurridos se reconoce el uso de gas pimienta por parte del personal de Gendarmería para reducir al menor, situación que ciertamente vulneró su integridad y seguridad personal, dando cuenta de un uso de fuerza no razonable -por los aludidos funcionarios-, máxime si C.M.M. se encuentra internado en el mencionado CIP/CRC en cumplimiento de una medida de carácter jurisdiccional. Que por lo expuesto el ente carcelario deberá tomar las medidas necesarias para evitar que situaciones como las denunciadas en la presente acción constitucional se repitan al interior del establecimiento señalado”, sostiene el fallo.
La sentencia se adoptó con el voto en contra del ministro Dolmestch, quien fue de la opinión de rechazar el recurso de amparo."

Fuente: poderjudicial.cl

miércoles, 12 de marzo de 2014

Informe Final de Estudio Anteproyecto de Ley de organización de Nuevo Servicio de Responsabilidad Penal Adolescente

A través de una solicitud formulada en el marco de la Ley de Transparencia se me ha dado acceso -y lo comparto aquí con uds-, al Informe Final del Estudio Anteproyecto de Ley de organización de Nuevo Servicio de Responsabilidad Penal Adolescente, encargado por el Ministerio de Justicia en la administración pasada al equipo, liderado por Miguel Cillero, del Programa Justicia de Infancia y Adolescencia de la Facultad de Derecho de la Universidad Diego Portales.


Este equipo  elaboró un informe previo con versiones completas de un anteproyecto de ley de organización de un nuevo servicio estatal de responsabilidad penal adolescente, junto a la justificación de dicho anteproyecto, un resumen de estimación de costos financieros, listas de funciones del modelo de servicio propuesto, así como organigramas de las estructuras nacionales y regionales con que contaría aquel servicio. Las propuestas comunicadas al Ministerio de Justicia, fueron estudiadas por la contraparte técnica, comentadas y observadas por ella. En virtud de dichas observaciones y comentarios, se realizó una validación interna, con académicos de la Universidad Diego Portales de las propuestas originales, tanto en lo relativo al anteproyecto, las listas de funciones y organigramas, y la evaluación de costos financieros. Producto de los comentarios y observaciones del Ministerio de Justicia y de SENAME, como aquellas de otros académicos de la citada universidad, se ha elaborado este informe final, modificando los términos del anteproyecto original, anexos y su justificación.

martes, 4 de marzo de 2014

Corte de San Miguel acoge recurso de amparo del INDH por maltrato a joven infractor de ley en Centro de Sename

La Corte de Apelaciones de San Miguel acogió un recurso de amparo presentado por el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) por maltrato a un joven internado en régimen cerrado en Centro de Internación Provisoria de San Bernardo.

En fallo unánime (causa rol32-2014), la ministra María Teresa Letelier, el fiscal judicial Fernando Carreño y el abogado integrante Manuel Hazbún acogieron la acción cautelar presentada en favor de un menor de 16 años, quien se opuso a ser trasladado de  módulo de reclusión , por lo que fue golpeado por personal de Gendarmería de Chile.

La sentencia determinó que hubo actuar arbitrario del servicio de prisiones al agredir al menor de edad, el 6 de enero pasado, quien resultó con una serie de lesiones que fueron comprobadas y tratadas en el Hospital Parroquial de San Bernardo.

“Que del mérito de los antecedentes antes referidos puede colegirse que existe un hecho  inconcluso en orden a que el menor en  las diferencias que tuvo con la Educadora de Trato Directo, doña Mónica Abarzua del SENAME y en presencia del coordinador nocturno, don Rodrigo Romero y a requerimiento de este último es trasladado   a dependencias de Gendarmería  para que pasara la noche. Al día siguiente la Asistente Social encargada del caso, doña Ximena Muñoz fue informada que el amparado habría resultado lesionado a raíz del procedimiento realizado por personal e Gendarmería dentro del Centro en el cual se encontraba, lesiones  que son constatadas en la Enfermería y refrendadas en el Hospital Parroquial de San Bernardo, consistentes en escoriación 3 centímetros costrosa hombro derecho. Lesiones equimóticas y eritematosas lineales (dos sobre escapula izquierda 5 centímetros y sobre escapula derecha). Escoriación frontal rostro (2 cms.) Y escoriación costrosa 6 cm. Bajo clavícula izquierda, calificadas todas  menos grave”, sostiene el fallo.

La resolución agrega: “En consecuencia, las lesiones que el menor presenta fueron ocasionados por terceros dentro de un recinto carcelario dependiente del organismo técnico  como lo es Gendarmería de Chile. Y dentro de este contexto los hechos revisten la gravedad suficiente como para  establecer que encontrándose el amparado bajo la vigilancia  del Ente Carcelario sufre lesiones que tienen el carácter de graves y que no pueden estimarse como auto inferidas, con lo cual se han vulnerado derechos esenciales de una persona que se encuentra bajo la supervigilancia de un Organismo del Estado, constriñéndose a su vez los derechos garantizados en las Convenciones Internacionales ratificadas por Chile respecto de personas que se encuentran privadas de libertad por orden jurisdiccional”.


“Con lo antes referido resulta del todo pertinente acoger la presente acción de amparo solo en cuanto Gendarmería de Chile debe propender a otorgar el apoyo psicológico pertinente para restablecerlo por los hechos sufridos, tomando las medidas necesarias que eviten la repetición de lo ocurrido, prestando especial atención a la situación del amparado, adoptando en su oportunidad y eventualmente las medidas conducentes a mantener y cautelar los derechos del interno que pudieren verse conculcados", concluye la resolución.

Fuente: poderjudicial.cl

jueves, 6 de febrero de 2014

Nuevo caso de justicia juvenil en Corte Interamericana de Derechos Humanos. Caso No. 11.576, José Luis García Ibarra y Familia Vs. Ecuador.

El 18 de diciembre la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) informó sobre la presentación de dos casos ante la Corte Interamericana.  El primero se relaciona con justicia juvenil:

1.  Comunicado 99/13, Caso No. 11.576, José Luis García Ibarra y Familia Vs. Ecuador. 

Este asunto fue enviado a la Corte el 23 de noviembre de 2013.  Según el comunicado, los hechos del caso se relacionan “con la ejecución extrajudicial del niño José Luís García Ibarra el 15 de septiembre de 1992, cuando tenía 16 años de edad, por parte de un funcionario de la Policía Nacional, quien se encontraba asignado al Comando Provincial de la Policía Nacional No. 14 de la ciudad de Esmeraldas. El niño García Ibarra se encontraba en un lugar público con un grupo de amigos cuando el funcionario policial se acercó y tuvo una riña con un adolescente que se encontraba en el lugar. En el marco de dicha riña, el funcionario policial disparó el arma de fuego en perjuicio de José Luís García Ibarra, quien falleció inmediatamente.”
La CIDH afirmó que, “[a] pesar de la gravedad de los hechos, pasados más de nueve años, la investigación y proceso penal culminaron con una sentencia condenatoria por homicidio inintencional, con una pena de 18 meses de prisión. El proceso judicial incumplió los estándares mínimos en materia de justicia para este tipo de hechos. La demora de más de nueve años no obedeció a la práctica de diligencias sino a la negligencia e inactividad de las autoridades internas. En ningún momento de la investigación, ni en la etapa inicial ni posteriormente, se efectuaron las diligencias mínimas que los estándares internacionales en materia de ejecuciones extrajudiciales indican como elementos fundamentales para esclarecer una hipótesis de ‘homicidio accidental’ o de ‘enfrentamiento’. Específicamente, las autoridades de investigación omitieron practicar pruebas técnicas que pudieran haber esclarecido los hechos. La Corte Suprema de Justicia de Ecuador reconoció la existencia de ciertas irregularidades, pero no adoptó medida alguna para corregirlas. En suma, la ejecución extrajudicial de José Luís García Ibarra se encuentra en impunidad parcial y su familia no cuenta con un esclarecimiento judicial de lo sucedido.”

En el informe de fondo, la CIDH “recomendó al Estado realizar una investigación completa y efectiva de las violaciones de derechos humanos declaradas por la CIDH; reparar adecuadamente las violaciones de derechos humanos declaradas en el presente informe tanto en el aspecto material como moral; y disponer mecanismos de no repetición.” La CIDH estableció que estos mecanismos deberían “incluir, entre otros, programas de capacitación dirigidos a la Policía Nacional y medidas para investigar con la debida diligencia y de conformidad con los estándares internacionales relevantes, la necesidad y proporcionalidad del uso letal de la fuerza por parte de funcionarios policiales, de manera que existan protocolos eficaces que permitan implementar mecanismos adecuados de control y rendición de cuentas frente al actuar de dichos funcionarios.”


La CIDH consideró que los hechos de este caso generaron una impunidad que trasciende a la familia de la víctima y afecta el orden público interamericano.


Fuente: CIDH Blog

lunes, 27 de enero de 2014

Oportunidad perdida. Mi carta en La Tercera sobre el proyecto de ley de entrevista a niños víctimas

El Ejecutivo ha, finalmente, ingresado al Congreso el proyecto de ley anunciado tantas veces, sobre entrevista videograbada a niños víctimas de delitos sexuales. Hacerlo a una semana de tramitación legislativa es poco serio, aún más si le han recortado algunas de las innovaciones más interesantes contenidas en los borradores previos.

No comparto el optimismo del Presidente de la Fundación Amparo y Justicia, gran impulsora de esta iniciativa. Ni se informan recursos adicionales en el sistema ni se efectúan reformas de envergadura. El mejor ejemplo del fracaso de este proyecto es el lenguaje que usa. Cuando en su art. 3° dice “se procurará evitar”, no está dando una orden, sino ofreciendo una sugerencia. La misma fórmula se repite en el artículo 4 “El fiscal del Ministerio Público (…), en un plazo de 72 horas contado desde la recepción de la denuncia, podrá tomar la declaración del menor…” Los niños víctimas necesitan mucho más que exhortaciones.
Entregarle al Ministerio Público el mandato para hacer lo que en todos estos años no ha hecho es simplemente evitar pugnas institucionales, no proteger derechos.

Este proyecto no es un avance sino una oportunidad perdida en busca de mayor protección a los niños víctimas de delitos.


Francisco Estrada Vásquez
Director Carrera de Derecho, Sede Santiago

Universidad Autónoma de Chile

lunes, 13 de enero de 2014

Invitación a charla de Dra. Elizabeth León: "La psicopatía y su evaluación"



EL DIPLOMADO DE INTERVENCIONES ACTUALIZADAS CON ADOLESCENTES INFRACTORES DE LA LEY PENAL LE INVITA MUY CORDIALMENTE A UNA CHARLA SOBRE EL TEMA “LA PSICOPATÍA Y SU EVALUACIÓN”, QUE SERÁ DICTADA POR LA PSICÓLOGA ELIZABETH LEÓN MAYER, EL PRÓXIMO VIERNES 17 DE ENERO DE 18:00 A 21:00 HORAS

La profesora Elizabeth León Mayer tiene una amplia trayectoria y experiencia profesional en la temática y ha realizado diversas investigaciones respecto de la validación del HARE PCL-R (psychopathy checklist–revised) en su especialización a nivel de maestría y de doctorado.

La actividad se realizará en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Chile, ubicada en calle Ignacio Carrera Pinto 1045, en la sala 42.





Referencias bibliográficas:

Características psicopáticas en la adolescencia:sistematización teórica. Universitas Psychologica; Vol 11, No 4 (2012)

lunes, 6 de enero de 2014

Programa de Presidenta Michelle Bachelet: Justicia Penal Adolescente

Definiremos una Política Nacional de Reinserción Social de Adolescentes y crearemos el Primer Sistema Estadístico y de Indicadores deI Sistema Penal de Adolescentes. A partir de la división del actual Servicio Nacional de Menores (SENAME), crearemos el Servicio Nacional de Reinserción Social de Adolescentes, entidad pública especializada y altamente calificado que asuma responsabilidad directa, en coordinación con las demás agencias del Estado, por el proceso de reinserción social de cada adolescente infractor. Respecto la otra función de SENAME, la protección de menores en situación irregular, quedará radicada en el Servicio Nacional de Protección de Menores, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social.
Especializaremos todos los órganos de la justicia penal de adolescentes (policía, jueces, fiscales y defensores), mediante su capacitación y formación profesional, la creación por ley de incentivos de carrera para la dedicación exclusiva o preferente, y la orientación de metas e indicadores hacia el favorecimiento del proceso de reinserción y el respeto de los derechos y garantías de los adolescentes.
Revisaremos el modelo de atención y la oferta de centros privativos de libertad de adolescentes, mejorando su impacto en reinserción social.

Reformaremos las sanciones alternativas a la cárcel y las medidas alternativas al proceso, asegurando su cumplimiento efectivo e idoneidad.

jueves, 2 de enero de 2014

Querido Sergio Avalos, buen viaje

Acompañemos a la familia de nuestro querido amigo, Sergio Avalos Vásquez, quien murió en la madrugada del 1° de enero tras una larga enfermedad. Sergio integró la comunidad docente del San Ignacio El Bosque entre 1983 y 2010, acompañó estrechamente a muchas generaciones de alumnos.

Fue mi primer jefe en el CAME del Hogar de Cristo, en 1992, en la atención y defensa a niños presos en el CDP de Puente Alto, y años después, se atrevió a asumir el tremendo desafío de ser el primer director de un nuevo tipo de centros para niños infractores, el actual CPL de San Bernardo (en ese entonces Comunidad Tiempo Joven). 
Fue quien en 1985 develó en la prensa la situación catastrófica en que se encontraban los niños en las torres 3 y 4 del CDP de Puente Alto y junto al cura Poblete y luego a Miguel Cillero, Paulo Egenau y Eduardo Nichols abrieron el CAME, un espacio de acogida a estos niños al salir en libertad. El CAME es uno de los gérmenes del actual área de Riesgo Social del Hogar de Cristo.
Aprendí tanto de él; le agradezco su aprecio y su valoración a mi trabajo, a mi juvenil entusiasmo e ingenuidad, a mi poesía. 


Sergio está siendo velado en la capilla del Colegio San Ignacio El Bosque y su funeral se realizará a las 13:00 hrs. en el mismo lugar.

viernes, 29 de noviembre de 2013

En Vía Pública (24 Horas) con Patricia Venegas sobre abuso sexual infantil. Invitados: Ana M. Arón, Francisco Estrada, Paula V. y M.Mejias

La noche del jueves fui invitado por TVN 24 Horas al programa Vía Pública, conducido por Patricia Venegas, a conversar con otros invitados sobre delitos sexuales contra niños. Dejo aquí los videos de ese programa.

lunes, 4 de noviembre de 2013

Premio Estocolmo de Criminología 2013 a Daniel S. Nagin y a Joan Petersilia

El miércoles pasado fue entregado el Premio Estocolmo deCriminología 2013Daniel S. Nagin y a Joan Petersilia. El jurado fue presidido por Lawrence Sherman.

Daniel S. Nagin es Profesor de la Universidad dePolítica Pública y Estadística de la Universidad de Carnegie Mellon, cátedra Teresa y H. John Heinz III. Es un teórico líder de los efectos disuasivos de las sanciones penales, dirigió el desarrollo de estudios que demuestran que el encarcelamiento de los delincuentes por lo general no reduce la reincidencia, y más a menudo puede aumentar las tasas de delincuencia, en relación a las opciones de sanciones en la comunidad.
Un ejemplo de su brillante trabajo puede ser revisado en este estudio del 2012 
- TheEffect of Incarceration on Re-Offending: Evidence from a Natural Experiment inPennsylvania.


Joan Petersilia es Profesora de la cátedra AdelbertH. Dulce, en Derecho en la Universidad de Stanford. Ella ha pasado 30 años estudiando el comportamiento de las agencias de la justicia penal, y ha jugado un papel clave en sanciones y reformas penales en California. Como "criminólogo inserta" en la oficina del Gobernador de California, ayudó a elaborar las políticas del Estado en respuesta al caso en que la Corte Suprema de EE.UU. ordenó la liberación de más de 40.000 prisioneros. Fue presidenta de la Asociación Americana de Criminología.

He posteado acerca de la prof. Petersilia en varias oportunidades y dejo aquí una traducción de una entrevista a ella, parte del estupendo libro Atreverse a fracasar (Daring to fail), del Center for Court Innovation. La traducción es de mi responsabilidad y los derechos le pertenecen al CCI.

Ud. ha estado involucrada en esfuerzos de reforma de la justicia criminal en los últimos treinta años, ¿Estos esfuerzos han sido un éxito o un fracaso?
He visto de ambos en distintos momentos. Creo que la pregunta que nos hemos estado haciendo en los últimos treinta años permanece siendo la misma: ¿es posible crear sanciones y programas en medio libre (“community-based sanctions”) que compitan filosófica y operativamente con las instituciones carcelarias.
Estuve involucrada con el movimiento de sanciones alternativas, en medio libre de los años 70’s y 80’s, donde estábamos muy entusiasmados con el potencial de las sanciones en medio libre como alternativas a la prisión. Pero en cierto modo, hemos perdido ese argumento en la medida que la población carcelaria se ha disparado. Ahora, como nación, nos hemos movido a mirar lo que pasa cuando alguien sale de la cárcel, el movimiento de reingreso, de reinserción de presos. Para mí, siguen siendo básicamente los mismos problemas prácticos y filosóficos, involucrando los mismos argumentos y casi exactamente las mismas personas. Vistos estos 30 años a la distancia, no creo que hayamos fallado, porque la energía y el impulso de todo el movimiento de reinserción de presos, procede en parte de nuestro moderado éxito en cambiar la conversación acerca de las cárceles en la década de 1980. Por otro lado, creo que es razonable preguntarse qué tanto hemos tenido éxito en reducir la dependencia de Estados Unidos del encarcelamiento, a pesar de nuestras buenas intenciones.
¿Por qué los esfuerzos de reforma de la justicia penal tienden a seguir un círculo donde el optimismo inicial es seguido por la desilusión y, luego, el abandono de los esfuerzos de cambio?
Hay una larga historia de promesas de más y de entregar menos de lo esperado que ha contribuido a que el péndulo oscile constantemente en las prácticas de castigo. 
No hay nada en nuestra historia de más de 100 años de la reforma que diga que sabemos cómo reducir la reincidencia en más de un 15 o un 20 por ciento. Y para lograr esos resultados más bien modestos, usted tiene que hacer todo bien: tener el personal idóneo,  cumplir con el programa diseñado, en el momento adecuado en la vida del infractor, y en un ambiente comunitario de apoyo. Debemos ser más honestos acerca de eso, y mi sensación es que no se ha sido más abierto acerca de eso, porque hemos asumido que no podríamos ganar el apoyo del público con resultados más bien modestos. 
Yo fui algo ingenua acerca del impacto que las sanciones intermedias podrían tener sobre la confianza en la cárcel, y he llegado a ser mucho más realista acerca del éxito que podemos tener, y de cuál será el costo financiero. No es que no podamos ofrecer programas efectivos, sino que, por lo general, no hacen las bases de ejecución ni de fondos suficientemente. El campo está ensuciado de promesas incumplidas en este sentido, y estoy tratando de no cometer el mismo error en torno a programas de reinserción. En California, me he hecho el hábito de decirles a los funcionarios electos y los equipos profesionales de las cárceles que, en el corto plazo, no es posible ofrecer buenos programas y ahorrar dinero al mismo tiempo. Siento que he sido capaz de vender expectativas más modestas en California, pero no estoy seguro si funciona en otros estados. Se necesita mucha  educación y de un trabajo en estrecha colaboración con los tomadores de decisiones, pero vale la pena.
¿Cuál estima Ud. el legado de la famosa declaración de Martinson del ’74 de que “nada funciona” para rehabilitar delincuentes?
Desde una perspectiva política, fue negativa, porque le quitó piso a todos los que querían ofrecer programas de rehabilitación a infractores. Pero desde una perspectiva científica, fue increíblemente positiva, porque hizo que la gente se enfocará en la evaluación y la medida del desempeño, en recopilar y analizar más rigurosamente información y en implementar experimentos aleatorios.
No creo que la ciencia de la criminología y la evaluación de la justicia criminal estarían dónde hoy están sin la negativa evaluación de Martinson sobre los programas de rehabilitación. La información ahora apoya el mantra de que “algunas cosas funcionan, para algunas personas, durante un tiempo y en algunos lugares”. No es tan pegajoso como el “nada funciona” o  “todo funciona” pero es un entendimiento más cierto y más matizado de la rehabilitación y quizá se lo debemos a Martinson.
Martinson también era muy bueno en promover su trabajo. ¿Hay también allí una lección para los investigadores?
Si. Martinson era un tipo interesante. Era sólo un asistente de investigación en el proyecto original de Nueva York, pero él era un actor frustrado, tenía una personalidad muy atractiva, y eventualmente se convirtió en el rostro público del estudio,  apareció en el programa “60 minutos” y realizó presentaciones en todo el país. Creo que él es la razón de que la "historia tuviera piernas" (se difundiera).  Soy una firme creyente de que ninguna buena investigación puede quedarse pegada en los estantes, y que tenemos que pasar mucho tiempo traduciendo los resultados de la investigación y presentando sus implicaciones políticas ante los tomadores de decisiones. Paso mucho de mi tiempo haciendo eso y es probablemente la parte más gratificante de mi carrera.
Hablando de Martinson, ¿cual fue su reacción al estudio del 2005 del Urban Institute titulado “¿Funciona la libertad condicional?” que se respondía la pregunta de modo general negativamente?
La reacción en el terreno al estudio fue defensiva, pero comprensiblemente ya que para todos los operadores que, estado tras estado, hacen un buen trabajo, tuvieron que parar para defender los que estaba haciendo después que el estudio saliera. Sin embargo, creo que los investigadores del Urban Institute hicieron lo mejor que pudieron con la información que tuvieron para trabajar. Ellos utilizaron información nacional de la Oficina de Estadísticas de Justicia, lo que hacía realmente difícil de contestar la pregunta de si la libertad condicional funciona en un estado, en particular. Pero es la información que existe actualmente y  es absolutamente la pregunta correcta a hacerse. Al igual que con Martinson, el estudio del Urban Institute y la publicidad que lo ha rodeado, ha obligado al campo a producir  mejor información para contrarrestar los resultados negativos. Por ejemplo, acabo de recibir un artículo que revisa más específicamente los resultados de la libertad condicional en Nueva Jersey. Yo apoyé el estudio del Urban Institute, ya que hizo lo mejor con los datos que estaban ahí y terminó llevando la conversación en una dirección positiva.

¿Cómo ve el movimiento por la reinserción en la siguiente década más o menos?
Las condiciones sobre el terreno están cambiando. El movimiento por la reinserción se afianzó en un período con tasas de criminalidad declinando y una economía en alza. Ahora encaramos una situación distinta.  Puedo imaginar que el público será menos generoso con el financiamiento, lo que trae malos presagios para la expansión de servicios de reinserción. 
Por otro lado, los problemas presupuestarios que los estados están pasando pueden proporcionar un importante impulso para el cambio. Si California no  hubiera enfrentado un déficit presupuestario de $ 15 mil millones, no habría modo de que hubiera sido capaz de introducir algunas de las reformas recientemente hemos considerado. Por último, me siento optimista sobre cómo el movimiento de reinserción se ha enmarcado. La atención se centra no sólo en la rehabilitación, lo cual es importante. Sino que el movimiento por la reinserción no sólo prioriza las necesidades del infractor por los servicios, sino que también da prioridad a la seguridad pública. Como tal, tiene un componente mucho más amplio política y comunitariamente. En última instancia, sin embargo, no tengo una bola de cristal. Podríamos tener otra década de mejora de los programas y políticas carcelarias, o  podríamos ver el movimiento pendular de regreso a políticas más restrictivas de prisión y de libertad condicional.


Un temor común entre los reformadores es que un solo caso de alto perfil podría detener los esfuerzos de reforma. ¿Cómo manejar eso?
Es un tema muy importante. En California, estamos pensando en implementar una nueva matriz técnica de infracción de condiciones de libertad condicional. Sabemos que en algún momento, va a haber alguien que cometa un nuevo delito que se había decidido al principio no volver a poner en la cárcel. Tú no puedes ser capturado como un ciervo ante los faros cuando eso sucede. Tuve una conversación sobre este tema con el gobernador Schwarzenegger. Él tiene la presencia política requerida para entregar el mensaje en una situación difícil que, en conjunto, se trata de un sistema mejor. En el caso de que algo terrible suceda, el mensaje que tiene que venir de él es si queremos mantener el rumbo.